Información sobre alergias

(21/03/2012)

La alergia es un proceso por el que un individuo reconoce como extraña una sustancia denominada alérgeno. Los alérgenos son sustancias capaces de inducir una respuesta del sistema inmunológico (liberando sustancias químicas como la histamina, para combatirla) en la personaAlergias alérgica, ocasionando una serie de manifestaciones clínicas diversas.
Los alérgenos pueden encontrarse en el aire, en los alimentos, en medicamentos, en insectos, animales, etc.
Las manifestaciones clínicas más frecuentes son: tos, estornudos frecuentes, disnea (dificultad para respirar), conjuntivitis (enrojecimiento, lagrimeo, escozor, picor) Rinitis, congestión nasal, prurito, erupción cutánea, vómitos, diarrea, etc.

Los alérgenos s que se encuentran en el aire se dividen  en alérgenos de interior de los edificios y de exterior de los mismos. Los de interior suelen estar presentes todo el año  y son fundamentalmente: Ácaros del polvo, mascotas (caspa, pelo, costras de la piel, saliva, orina, etc.), excremento de los insectos, moho y sustancias presentes en los ambientes de trabajo. Entre los alérgenos del exterior de las casas, destaca el polén que es de temporada. Es producido por  arboles, pastos y hierbas durante la etapa reproductiva de las mismas, generalmente en primavera, pero dependiendo de la planta puede producirse en distintas épocas del año. La alergia al polen es la más frecuente entre la población española, padeciéndola entre un 15-20% de ella, llegando hasta un 40% entre la población adolescente.

Las reacciones a arizónicas aparecen a principios del mes de abril, al igual que la del plátano de sombra. En mayo y junio las gramíneas y el olivo y, en verano las quenopodiáceas. De junio a noviembre las paritarias. (En la columna de la derecha, puedes encontrar un enlace directo a la página de información sobre niveles de polen en la Comunidad de Madrid.)

Para el diagnóstico y tratamiento se debe acudir a su médico de cabecera quien mediante una historia clínica, análisis o radiografías que sean convenientes y mediante pruebas alérgicas (que pueden ser cutáneas, en sangre y de provocación o exposición) establecerá el diagnóstico.
Entre los principales  tratamientos se encuentran medicamentos  como los antihistamínicos, los Inhibidores de Mastocitos y la inmunoterapia (vacunas) cuyo objetivo de éste último es hacer menos sensible el sistema inmunológico a esos alérgenos que provocan la alergia, mediante la inyección de cantidades muy pequeñas de alérgenos específicos.


Algunas estrategias para la prevención de la rinitis alérgica:
-Quedarse en casa durante las horas de la mañana, cuando las cantidades de polen son más altas.
-Evitar salidas al campo, cruzar parques y zonas verdes.
-Evitar actividades al aire libre durante el período de floración de los arboles, las flores y el moho a los que se es alérgico.
-Mantener las ventanas de la casa cerradas para no permitir que entre el polen (airear a primera hora de la mañana).
-Viajar en coche  con las ventanillas cerradas (evitar el desplazamiento en coche o bicicleta).
-Utilizar gafas de sol en el exterior.
-Evitar en lo posible artículos colectores de polvo como  cortinas y alfombras, especialmente en los dormitorios.
-Si no se puede  evitar tener una mascota peluda, hay que aspirar frecuentemente la casa y tratar de mantener a la mascota alejada de los dormitorios y otras habitaciones con alfombras y cortinas.

FUENTE: Dr. Eduardo Maldonado

 

 

 

 

 

 

banner deportes 2017 2018