Cuando el gasto sin control no es una inversión de futuro

En este momento, el actual  Equipo de Gobierno esta trabajando para el futuro, pero sin olvidar el pasado, pasado que lastra nuestras expectativas de futuro, que ya se plasma en el nuevo presupuesto del 2012, donde debemos contener el gasto y generar beneficio, que por ley estamos obligados, al haber terminado el ejercicio 2010 con un déficit de tesorería de más de 260.000 euros, por lo que el presupuesto 2012 debe consignar un diferencial de Ingresos menos Gastos que cubra el déficit de tesorería.

Debemos hacer frente al pago de de los compromisos no atendidos por el anterior Equipo de Gobierno,  como gastos generados contra ningún ejercicio presupuestario, en términos coloquiales "facturas archivadas en un cajón" (cerca de 160.000 euros), gastos si consignados pero a todas luces desorbitados como la contratación el día de la inauguración del nuevo edificio del Ayuntamiento  de un catering para 200 personas por valor de 3.672 euros (200 desayunos al precio de 17 euros por desayuno, ver documento adjunto, por motivos de protección de datos se han ocultado los datos de la empresa). Devolución del anticipo sobre el IBI 2011, por valor de 180.000 euros, que la empresa de recaudación entrego al Ayuntamiento en el mes de Abril de 2011, como parte de la adjudicación del nuevo contrato. Renovación y amortización de las líneas de tesorería vencidas y agotadas (deuda de 800.000 euros), una de ellas formalizada por el Equipo de D. Vicente Chichón con un informe desfavorable de la Intervención Municipal.